Copy

Mi Vida Ante Dios

By pastor Juárez


El propósito de Dios es que disfrutemos de la vida, será que para ser feliz en la vida lo más importante es ser rico y famoso. El Rey Salomón nos dice que eso no nos da sentido permanente en la vida, el disfrutó de todo eso, pero nos insta a ver que el propósito de la vida es otro, dice en Eclesiastés 12:13…Teme a Dios, y guarda sus mandamientos; porque esto es el todo del hombre. Quiere que también integre a la familia, cuando nos dice: “maridos amen a sus esposas como a sus mismos cuerpos” Efesios 5:28. Y la mujer respete a su marido. Efesios 5:33. Hijos obedeced a vuestros padres. Efesios 6:1. Todo esto es muy importante en mi vida, pero hace falta algo más, la Palabra de Dios nos hace un llamado: “Acercaos a Dios, y él se acercará a vosotros”  Santiago 4:8; es cuando mi vida empieza a caminar con Dios, es cuando empieza a adquirir verdadero sentido. Acercarme a Dios es conocerlo y eso aclara el propósito de mi vida. Jesús mismo nos enseñó: “Yo para esto he nacido, y para esto he venido al mundo, para dar testimonio a la verdad…Juan 18:37 nuestra vida cobra verdadero sentido si seguimos su ejemplo.

Es imposible hacer la voluntad de Dios por mi mismo, pero cuando decido obedecer su voz y no la mía, entonces él está ahí y me ayuda a llevar a cabo su voluntad. Esto me ata a la vida cotidiana de la iglesia y un papel que desempeñar en la vida de la misma. En estos últimos años he visto como esa relación se va quebrando en algunos creyentes y le evita realizar su trabajo. Una de las responsabilidades que deteriora nuestro trabajo es la no asistencia a la iglesia regularmente.  La Escritura no puede ser más clara acerca de esta responsabilidad fundamental para que usted pueda entregarse al amor y las buenas obras y ser estimulado.

En Hebreos 10:25 dice no dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos; y tanto más, cuanto veis que aquel día se acerca. El autor de Hebreos amenaza con el juicio final por las ausencias, versículos 26-27; los riesgos son contundentes, si usted no asiste no podrá cumplir sus responsabilidades. Es imposible hacer la voluntad de Dios con mi propia fuerza, pero cuando escucho la voz de El en lugar de la mía, entonces el está ahí y me da su fuerza para hacer su voluntad. ¿Y tu ya entregaste tu vida al Señor Jesús? Te invito a que lo hagas.

 
Copyright © 2018 Primera Iglesia Bautista The Colony, All rights reserved.


Want to change how you receive these emails?
You can update your preferences or unsubscribe from this list

Email Marketing Powered by Mailchimp